La antigua comparsa de Martínez Ares aportará su embrujo al largometraje ‘The Beautiful Cádiz’

CÁDIZDIRECTO/Francisco Márquez.- The Beautiful Cádiz es una historia ficticia, una historia de amor ubicada en uno de los paraísos terrenales que aún quedan en esta España nuestra. Y no es otro que la ciudad de Cádiz.

Su trama contiene monólogos construidos con una hilarante mordacidad, ironía, sarcasmos, carnavales y un espíritu que la hace diferente proclamando a los cuatro vientos ser la ciudad que sonríe. Según comentaba Billy Wilder: “en épocas de crisis funcionan mucho mejor las comedias que los dramas”. Este film lo es, una comedia romántica repleta de guiños cinematográficos. Se trata de una odisea, una aventura irrepetible que si tuviese que resumir en una sola frase sería “Una chirigótica historia de amor.”

Álvaro de Armiñán y Rafael Sadoc se van a encargar de dirigir esta película ambientada en la Tacita de Plata y que contará con la música Miguel Ángel García Cossío. Los protagonistas serán Ana Marina Eligio y Javier Aguilera, integrante del conocido como cuarteto de Joselito. El film contará igualmente con la aportación musical de la antigua comparsa de Antonio Martínez Ares y la de Juan Fernández. Asimismo también intervendrá Miguel Clares, presidente de la peña Los Pabellones. Ya se han iniciado los ensayos en los que están participando entre otros Ángel Subiela, Carli Brihuega o Nandi. El rodaje propiamente dicho se iniciará en el mes de febrero.

Todo este montaje nace del sueño de The Chiriparsa Entertainment, una joven productora gaditana con origen sanluqueño que nace con la pretensión de realizar cine desde una tierra que es un plató idílico para cualquier profesional audiovisual. Tras realizar varios cortometrajes liderados por Rafael Sadoc y Alberto Benítez ahora se embarca en la realización de su primer largometraje, The Beautiful Cádiz.

Cádiz tiene un potencial turístico y cultural que cinematográficamente aún en Andalucía no está explotado como debería de haberse hecho. Con este largometraje, se quiere poner de relieve no sólo su riqueza arquitectónica, ni la historia que encierran sus calles, sus esquinas, sus almenas, sus torreones, ni la simpatía de sus ciudadanos. Se trata de ir una paso más allá.Conseguir que la totalidad de Cádiz sea el epicentro de este mágico universo que el celuloide es capaz de captar, el centro de un imaginario lugar que esta vez es real, existe, y donde todo aquel que vea la película, no quiera dejar de visitar.1 3

CONTACTO